India: Escuelas en vez de Talleres de Trabajo Esclavo

A los miembros del Parlamento de la India y a todos los líderes mundiales:

Les pedimos que aprueben inmediatamente la Ley sobre la Abolición del Trabajo Infantil y Adolescente. Ustedes tienen el poder de abolir el trabajo infantil para los menores de 14 años y garantizar que todos los niños y niñas puedan ir a la escuela. También demandamos que India y todos países del mundo pongan la erradicación del trabajo infantil en el centro de sus planes nacionales de educación y amplien los programas de protección social. De esta manera todos los niños y niñas del mundo podrán ir a la escuela antes de la fecha límite (2016) establecida por la ONU.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Publicado: 19 Diciembre 2012
El Parlamento de India está a punto de cerrar el año sin aprobar la ley contra el trabajo infantil más ambiciosa de toda su historia. Lo peor del caso es que la ley tiene el respaldo de la mayoría de los parlamentarios, pero ha estado congelada durante semanas porque según ellos "no es prioritaria".

India es el centro neurálgico mundial del trabajo infantil. Niños de tan solo cinco años son vendidos a los traficantes y luego forzados a trabajar como esclavos, sujetos a multiples abusos y maltratos físicos. Esta histórica ley prohibiría cualquier forma de trabajo infantil para menores de catorce años y ofrecería ayudas para que las familias más pobres pudiesen mantener a sus hijos en la escuela. Pero los parlamentarios han dejado que esta ley se les escurra de la agenda, mientras los grupos defensores de los derechos de los niños de India dicen que necesitan nuestra ayuda para aumentar la presión pública ahora.

Si desde la comunidad de Avaaz nos unimos, podremos crear una ola de atención sobre este proyecto de ley y presionar a los legisladores para que la aprueben. Firma esta urgente petición y reenvíala a todo el mundo. Cuando seamos un millón, entregaremos nuestro mensaje al Parlamento junto con niños que en su día vivieron estas terribles experiencias.
Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: